lunes, 2 de noviembre de 2015

Aprender y desaprender en ‘tiempos líquidos’


Resumen: A raíz de una agradable conversación que tuve hace algunos días, donde se debatía sobre el concepto de ‘desaprender’, es que me he decidido a escribir este artículo que, si bien parece apartarse de la temática del blog, podría incardinarse sin demasiada dificultad en el apartado de innovación.

Autor del artículo
Colaboración
José Luis Colom Planas

Actualizado

2 de noviembre de 2015


Índice
1. Introducción
2. El conocimiento, en sí mismo, ya no tiene ningún valor
3. Del conocimiento individual al conocimiento colectivo
4. Aprender y desaprender
5. Algunos ejemplos de desaprender
5.1 (Jurídico) Derecho penal-económico
5.2 (Jurídico) Protección de datos
5.3 (Management) Sistemas de Gestión
5.4 (Tecnológico) Infraestructura para la entrega de servicios
6. ¿Afectan la edad o la experiencia acumulada?
7. Adaptabilidad y equipos multidisciplinares
8. Bibliografía consultada
9. Derechos de autor



1. Introducción

Quiero empezar este artículo parafraseando a Alvin Toffler, escritor y futurista, nacido en Nueva York en 1928 y conocido por sus discusiones acerca de la revolución digital, entre muchas otras. Concretamente dijo: “Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer o escribir, sino aquellos que no puedan aprender, desaprender y reaprender”.

Internet y la web 2.0 han cambiado la forma en que nos comunicarnos y nos relacionarnos con los demás. Ya no nos limitamos a adoptar una actitud receptora pasiva, como la habitual frente a los medios clásicos de comunicación e información (Prensa, revistas, radio, TV, etc.), sino que ahora somos ‘prosumidores’ (*) que:

  • Elegimos cuándo, cómo (en que plataforma) y sobre qué consumir contenidos.
  • Interactuamos, en mayor o menor medida, en el contenido generado por los demás mediante ‘likes’ y comentarios  en redes sociales, en blogs, en publicaciones  digitales, etc.
  • Damos visibilidad a contenidos que consideramos relevantes para nuestra red de contactos, contribuyendo a enriquecer al conjunto.
  • Generamos contenido propio mediante aportaciones en redes sociales y blogs, y demás publicaciones digitales.

(*) Nota del editor: La palabra ‘prosumidor’ la empleó por primera vez el escritor estadounidense Alvin Toffler en su libro  ‘La tercera ola’ [1] aunando en un mismo término las palabras ‘productor’ y ‘consumidor’, en este caso de contenidos digitales.

En consecuencia, la llegada de Internet rompe con la unidireccionalidad en la comunicación, transformándola en  multidireccional con alcance global. El único requisito es conocer el idioma.

Propiciado por todo lo anterior, el ritmo de producción de conocimiento (contenido digital) no ha dejado de crecer y seguirá haciéndolo de forma exponencial. Estas nuevas circunstancias están dando lugar a su vez a una serie de profundas transformaciones que es importante tener en cuenta.

2. El conocimiento, en sí mismo, ya no tiene ningún valor

La enorme acumulación de conocimiento en Internet, ya sea accesible desde los buscadores (Google©, Yahoo©, bing©, Ask©, etc.) o compartida a través de nuestras plataformas de networking (grupos y contactos de LinkedIn©, seguidores y seguidos en Twitter©, etc.), y la facilidad de su obtención debido a la indexación de los contenidos, y su permanente actualización y evolución,  hacen que conservarla en local a modo de ‘conocimiento congelado’ no solo carezca de sentido sino que podría llegar a considerarse un incipiente ‘Síndrome de Diógenes digital’ manifestado en la acumulación de contenido que rápidamente quedará obsoleto.

Puede resultar paradójico pero,  como afirma Hiroshi Tasaka, [12] profesor de la Universidad de Tama (Tokio),  en la sociedad del conocimiento, el conocimiento no tiene valor” al ser algo fácilmente accesible para cualquier sujeto.

Como desarrolla José Miguel Bolívar en su blog, [3] en este contexto lo que realmente importa es la sabiduría como conocimiento tácito, es decir, aquello que no se puede describir en un texto y que permite sacar partido al conocimiento. La sabiduría te permite convertir conocimiento teórico en conocimiento aplicado.

Como hemos visto, inmersos en la desorbitada abundancia gracias a Internet, ya no se valora la información en sí, sino el saber qué hacer con ella, y eso no es un legado que se vaya acumulando, sino una capacidad de análisis y síntesis, una predisposición a innovar, que no se apoya en la información misma sino que se basa en las propias capacidades, en la sabiduría atesorada con la experiencia y en las herramientas que la tecnología pone a nuestro alcance, como las técnicas analíticas y el Big Data.

El Big Data [4] [5] es un magnífico ejemplo de como las ingentes acumulaciones de información desestructurada, si no sabemos qué queremos obtener y cómo obtenerlo, no sirven de nada.

3. Del conocimiento individual al conocimiento colectivo

George Bernard Shaw (1856 – 1950), escritor irlandés ganador del Premio Nobel de literatura en 1925, dijo: “Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas”.

Con esa frase, no solo definió perfectamente la grandeza de compartir conocimiento, sino que introdujo el poder del ‘networking’.

La sociedad 2.0 interconectada a través de Internet, y de las redes sociales corporativas a menor escala dentro de las organizaciones, se constituye en base a comunidades expertas. Éstas se rigen por el axioma, basado en la simple aritmética, de que una idea discutida y enriquecida colectivamente es siempre mejor que la de un único experto.

El conocimiento se incorpora y difunde sin limitación por la red, mientras que la sabiduría se genera y emana de ella. Es como un ecosistema al que, como más se proporciona, más se recibe de él.

4. Aprender y desaprender

Somos conscientes de que todo cambia evolucionando predeciblemente, o disruptivamente de forma rápida y en profundidad,  lo que implica que mucho de nuestro conocimiento queda o quedará obsoleto antes de lo esperado.

Charles Darwin (1809-1882), fue un naturalista inglés que postuló que todas las especies de seres vivos han evolucionado con el tiempo mediante un proceso denominado selección natural, afirmando que "no es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que mejor se adapta a los cambios".

Luego cambiar la manera de pensar, desaprender para permitir continuar aprendiendo conceptos nuevos, es el camino a seguir.

Una amiga me discutió una vez, en una agradable velada, el término ‘desaprender’. Me dijo que no le gustaba ya que lo importante era seguir aprendiendo. No estoy muy de acuerdo con ella ya que, a menudo, los nuevos conceptos a aprender entran en conflicto con los atesorados mediante el paso del tiempo. Ante esa tesitura es que, si los nuevos conceptos aportan mayor valor a uno mismo como profesional, y a la sociedad actual en su conjunto, deben desaprenderse previamente los antiguos para allanar el camino.

La caracterización de la realidad actual como de ‘tiempos líquidos’ es uno de los mayores aciertos de la sociología contemporánea. La expresión, acuñada por Zygmunt Bauman que nació en Polonia en 1925 y es profesor emérito de la Universidad de Leeds, da título a su obra ‘tiempos líquidos[2] donde cuenta con precisión el tránsito de una modernidad sólida, estable y repetitiva, a una líquida, flexible, voluble, en la que las estructuras sociales ya no perduran el tiempo necesario para solidificarse y servir de marcos de referencia para los actos humanos. Este nuevo contexto exige a los individuos que sean flexibles, que estén dispuestos a cambiar de tácticas y a abandonar compromisos.

Reaprender (desaprender primero para seguir aprendiendo después) es una metodología de actualizarse cambiando los paradigmas. Es volver a generar conocimiento, e inferir sabiduría, mediante un proceso voluntario utilizando nuevos modelos.

Reaprender es desechar de un modo responsable lo que ya no sirve y aprender algo de forma distinta a como lo hemos venido haciendo quizá desde tiempos pretéritos. Reaprender implica un esfuerzo, salir de la zona de confort, para poder innovar como consecuencia de ese proceso evolutivo personal.

Igual que cuando ordenamos un cajón siempre encontramos objetos desechables, que fueron útiles en el pasado, pero ahora ya no obedecen a nuestra realidad evolutiva, y los desestimamos para dar cabida a otros nuevos y más útiles ahora,  lo mismo sucede con el conocimiento acumulado. Vaciar para seguir llenado, o desaprender para seguir aprendiendo sin conflictos con lo anterior, y poder así evolucionar alineados con el entorno actual.

5. Algunos ejemplos de desaprender

5.1 (Jurídico) Derecho penal-económico

Quien iba a decir hace apenas 6 años que la famosa frase “Societas delinquere non potest”, locución latina que significa "las sociedades no pueden delinquir" y utilizada en Derecho penal para referirse a un principio clásico sobre la responsabilidad penal de las personas jurídicas (RPPJ). Según este principio, una persona jurídica no podía cometer delitos. Es un concepto que hemos tenido que desaprender  también en España ya que, desde la reforma del CP de 2010,  confirmada después en la de 2015, se reconoce la RPPJ. [6]

5.2 (Jurídico) Protección de datos

Del borrador del nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la UE (RGPD/UE) se deduce, entre otros, un cambio de planteamiento sustancial. Ya no se dispondrá en el propio texto del Reglamento Europeo, a diferencia de lo que ocurre ahora con el Título VIII del RD 1720/2007, de 21 de diciembre, Reglamento de aplicación de la LOPD, de una serie de medidas de seguridad claramente determinadas según el nivel de los datos tratados (alto, medio o básico) como pueden ser la obligación de efectuar copias de seguridad, el conservar el registro de accesos, etc.

Ahora deberá efectuarse una evaluación de impacto en la privacidad (PIA) y decidir las medidas de seguridad en base al riesgo real para la privacidad de los tratamientos evaluados. [7] [8]


Esta nueva concepción obligará a algunos profesionales de la protección de datos a desaprender parte de lo aprendido hasta ahora, para introducirse en temas de apreciación y tratamiento del ‘riesgo’.

5.3 (Management) Sistemas de Gestión

La recientemente publicada nueva versión de la norma ISO  9001:2015 “Sistemas de Gestión de la Calidad”, la norma más extendida, [9]  que incorpora la estructura de alto nivel conocida como “Anexo SL”, representa un cambio de rumbo en la concepción de esa norma.

Ahora, siguiendo la tendencia, se tiene en cuenta el riesgo (risk based thinking), definido como “efecto de la incertidumbre sobre la consecución de los objetivos” de la organización.

También debe considerarse el contexto de la organización para poder determinar así las cuestiones internas y externas y las diferentes partes interesadas de las que tener en cuenta sus necesidades de calidad o su contribución a ella.

Este replanteamiento significará desaprender conceptos asimilados desde hace más de veinte años (al menos desde 1994) para aprender a particularizar en base al contexto y al riesgo de la organización que se certifica.

5.4 (Tecnológico) Infraestructura para la entrega de servicios

Los últimos años hemos sido testigos de los cambios que han supuesto la llegada de la era digital.

Desde la perspectiva de las infraestructuras TIC, en apenas 10 años se ha evolucionado pasando por diferentes fases:

  • Servidores físicos independientes, como máximo formando clusters para conseguir alta disponibilidad, cada uno de ellos con su único sistema operativo.
  • Virtualización de Servidores en base a que, con la ayuda de un hypervisor,  unas pocas máquinas físicas puedan soportar a muchas de virtuales.
  • Cloud Computing, externalizando la gestión del entorno virtualizado, de manera que se puedan auto-aprovisionar máquinas virtuales con facilidad con ayuda de un portal en Internet, y ser accesibles en cualquier momento y desde cualquier lugar (entorno ubicuo).

No hay que ser un futurólogo para predecir que, en un futuro más o menos inmediato, los profesionales de TI tendrán que desaprender conceptos clásicos de las TIC para poder aprender el nuevo paradigma basado en la nube y la movilidad. [10]

6. ¿Afectan la edad o la experiencia acumulada?

Una falsa creencia es que el proceso de reaprender es inversamente proporcional a la edad de los sujetos. Yo soy de la opinión de que no afecta en absoluto, dado que depende claramente de la forma de ser y de las inquietudes de la persona.

Cuando un joven profesional, o candidato, accede a su primer desempeño laboral, dispone de poco que desaprender (apenas ha tenido tiempo) y mucho que seguir aprendiendo. En ese caso es únicamente posible, mediante su expediente académico, deducir su capacidad de aprendizaje, pero difícil estimar la capacidad de desaprender, que debe suponérsele,  necesaria en un futuro para adaptarse a nuevos modelos, o ideas encontradas, en relación a lo aprendido hasta ese momento.

Cuando un profesional o candidato dispone en su CV de un dilatado desempeño laboral, puede ser más fácil averiguar, mediante hechos probados, su capacidad tanto de aprender cómo de desaprender:

  • La capacidad de aprendizaje viendo la formación y aplicación práctica de diferentes y continuados aspectos en sucesivos momentos de su trayectoria profesional.
  • La capacidad de desaprender vendrá como consecuencia de lo anterior, tras acontecimientos disruptivos que se hayan podido producir en el sector y a los que se haya adaptado cómodamente, o aportando proyectos de innovación (*) en los que haya participado o, mejor aún, liderado.

Evidentemente esto requerirá un profundo conocimiento del sector de actividad por parte del especialista en RR.HH. que en cualquier momento pueda encontrarse evaluando esas capacidades, para poder obtener resultados fidedignos.

(*) NOTA DEL EDITOR: La innovación no queda suscrita únicamente al ámbito tecnológico. Sectores que antaño se consideraban inmovilistas, como el jurídico, están experimentando rápidos y profundos cambios en su concepción. Dado que el Derecho acompaña a la sociedad regulando sus relaciones jurídicamente, la rápida evolución de ésta en los últimos tiempos provoca inexorablemente, aunque a menor velocidad, la correspondiente evolución del mundo jurídico.

7. Adaptabilidad y equipos multidisciplinares

Los equipos multidisciplinares (designados como multidisciplinarios en determinados países), son una realidad que nace de la cada vez mayor complejidad de los proyectos en el entorno tecnológico o empresarial en general.

Pero un equipo no significa un conjunto de profesionales, inconexos entre sí, trabajando juntos. Significa que cada uno debe conocer a fondo su especialidad y conocer suficientemente la de los demás. Cualquier otro planteamiento implicaría la imposibilidad de colaborar con la debida eficacia y eficiencia.

De esta idea se deduce otro axioma: “tan importante es la capacidad de desaprender para reaprender constantemente, como la de adaptarse a los razonamientos característicos de los profesionales de otros sectores con los que se colabora” (razonamiento jurídico, razonamiento lógico, razonamiento abstracto…).

Si hemos dicho antes que Zygmunt Bauman define la realidad actual como de ‘tiempos líquidos’, hemos de considerarla así en todos los aspectos, incluyendo la adaptabilidad en las relaciones entre los profesionales que constituyen un equipo de trabajo de alto rendimiento. [11]

El entorno de ‘networking’ en redes sociales y los proyectos de colaboración desinteresada propiciados por asociaciones de profesionales son, y lo digo por propia experiencia, un entreno excelente -en un clima distendido, voluntario y vocacional- que permite ejercitar las habilidades de adaptabilidad que se seguirán requiriendo a los equipos constituidos en las empresas.

8. Bibliografía consultada

- [1] Albin Toffler. “La tercera ola”. Editorial Plaza & Janes. 1980. ISBN 9788401459306.

- [2] Zygmunt Bauman. “Tiempos líquidos”. Tusquets Editores. 2007. ISBN 9788483830291.

- [3] José Miguel Bolívar. Aprender ya no es Suficiente”. Blog de Óptima Infinito. Junio de 2014.

- [4] José Luis Colom Planas. Ponencia “Big Data: NO sin Gobierno, NO sin Gestión”. Congreso Nacional VISION 13 de itSMF España.  Noviembre de 2013.
Ponencia sobre Big Data

- [5] José Luis Colom Planas. “Big Data, BDaaS y privacidad”. Blog Aspectos Profesionales. Febrero de 2013 actualizado en Marzo de 2014.
Big Data

- [6] José Luis Colom Planas. “La responsabilidad penal corporativa, el Compliance Officer y el modelo integrado de GRC”. Blog Aspectos Profesionales. Agosto de 2014, actualizado en agosto de 2015.
RPPJ

- [7] José Luis Colom Planas. “6a Píldora Tecnológica ICAB: 'La evaluación de impacto en protección de datos'”. ICAB & ISACA. Diciembre de 2014.
PIA

- [8] José Luis Colom Planas. “Modelos de cumplimiento legal y apreciación del riesgo”. Blog del Consejo General de la Abogacía Española gestionado por ENATIC. Diciembre de 2014.
MCLyAR

- [9] www.ISO.org. “ISO 9001:2015 Quality management systems – Requirements”. 2015.
ISO

- [10] José Luis Colom Planas. “PONENCIA: Cloud Computing, regulando el desorden”. Congreso Nacional itSMF en Madrid. Noviembre 2012.
Cloud Computing

- [11] Carolina Lucas y José Luis Colom. “Los equipos multidisciplinarios y la protección de datos”. Blog Aspectos profesionales. Septiembre de 2013, actualizado en octubre de 2014.
Equipos multidisciplinares

- [12] Hiroshi Tasaka. “La sociedad del conocimiento es aquella en que el conocimiento deja de tener valor”. Vídeo en YouTube.
Vídeo en YouTube



 9. Derechos de autor

Imágenes bajo licencia 123RF internacional. La licencia únicamente es válida para su publicación en este blog.



La presente obra y su título están protegidos por el derecho de autor. Las denominadas obras derivadas, es decir, aquellas que son el resultado de la transformación de ésta para generar otras basadas en ella, también se ven afectadas por dicho derecho.



Sobre el autor:



José Luis Colom Planas
Posee un doble perfil, jurídico y técnico, que le facilita el desempeño profesional en el ámbito de los diferentes marcos normativos, especialmente del Derecho de las nuevas tecnologías y las normas ISO de adscripción voluntaria. A partir de su dilatada experiencia, edita el Blog temático “Aspectos Profesionales”.

A nivel de especialización jurídica, ha realizado el postgrado de Especialista Universitario en Protección de Datos y Privacidad en la Facultad de Derecho de la Universidad de Murcia, disponiendo de la certificación  CDPP (Certified Data Privacy Professional) del ISMS Fórum Spain. También ha cursado el programa superior de Compliance Officer (Controller jurídico) en la Escuela Legal WKE y se ha especializado respecto a los delitos de blanqueo de capitales en la UOC, en colaboración con el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB). Es experto externo en prevención de blanqueo de capitales, certificado por INBLAC.

A nivel de especialización técnica, ha cursado Ingeniería técnica de Telecomunicaciones en “la Salle BCN” estando adscrito a la AEGITT (Asociación Española de Graduados e Ingenieros Técnicos de Telecomunicación). Es Auditor e Implantador de SGSI (Gestión de la Seguridad de la Información) por AENOR (Asociación Española de Certificación y Normalización). Leader Auditor & Implanter ISO 27001 e ISO 22301 by BSI (British Standards Institution). Auditor del esquema de certificación STAR para prestadores de servicios de Cloud Computing (BSI + Cloud Security Alliance). Ha obtenido la certificación internacional CISA (Certified Information Systems Auditor) by ISACA (Information Systems Audit and Control Association). Dispone de las certificaciones ISO 20000 PMI (Process Management Improvement) e ITIL Service Management by EXIN (Examination Institute for Information Science).
Desempeña su labor profesional en la entidad de certificación AUDERTIS como Director de Auditoría y Cumplimiento Normativo. También colabora con la entidad certificadora British Standards Institution (BSI) como auditor jefe de certificación e impartiendo formación para la obtención de la acreditación como lead auditor, en diferentes marcos normativos, incluidas las especificaciones del IRCA. Ha trabajado en Govertis Advisory Services cómo Compliance, Management & IT Advisor, incidiendo en Compliance Penal, PBC/FT, asesoramiento respecto a cumplimiento normativo, privacidad  y gestión de la seguridad de la información.  Ha participado como lead implementer y lead auditor de diferentes sistemas de gestión basados en Normas ISO, individuales o integrados, y en la optimización de sus procesos. Ha realizado diferentes niveles de auditorías de cumplimiento legal ya sea para organizaciones sujetas a Derecho público o privado. Anteriormente ha ostentado la posición de Director de Consultoría en ANTARA, asesorando respecto a Privacidad, seguridad de la información y PBC/FT.
Convencido del valor que aportan las organizaciones profesionales, es asociado sénior de la APEP (Asociación Profesional Española de Privacidad), miembro de ISACA (Information Systems Audit and Control Association), miembro de ISMS Forum Spain (Asociación Española para el Fomento de la Seguridad de la Información), miembro de itSMF (IT Service Management Forum), ATI (Asociación de Técnicos de Informática), ENATIC (Asociación de expertos nacionales de la abogacía TIC), CUMPLEN (Asociación de Profesionales de Cumplimiento Normativo) y   asociado de INBLAC (Instituto de expertos en prevención del Blanqueo de Capitales),  habiendo sido ponente o colaborado en casi todas las referidas organizaciones. También lo es de la iniciativa del Observatorio Iberoamericano de Protección de Datos (OIPRODAT) habiendo obtenido, junto a algunos colaboradores del mismo, un premio compartido otorgado por la AEPD.






No hay comentarios:

Publicar un comentario